Decepcionada la Alianza de Pacientes Pro Cannabis con aprobación de ley

La aprobación del proyecto de la “mal llamada ‘Ley Medicinal’ sobre el cannabis ha sido decepcionante, cruel y tristemente, una oportunidad perdida” para que Puerto Rico se uniera a los países que avanzan en el uso de esta planta para la salud y bienestar de la población, declaró hoy la Alianza de Pacientes Pro Cannabis.

“El proyecto (de Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites) lejos de incentivar el cannabis medicinal le ha cortado las alas cuando apenas comienza”, dijo la entidad en un comunicado.

“El proyecto contiene prohibiciones sin base científica que no se justifican porque obedecen a prejuicios, ignorancia y caprichos de sectores o intereses particulares. Además, trata con discrimen a los pacientes que usan cannabis y nos estigmatiza perpetuando ideas equivocadas en nuestro pueblo. Y como si esto no fuera poco, nos revoca derechos adquiridos como pacientes”, explicó la alianza.

El Comité Timón de la Alianza, integrado por Iris Ruiz, Carlos Rivera y Yadira Carrasquillo, recibió la medida aprobada como “un golpe contra nuestros mejores intereses y bienestar, inclusive hasta contra los intereses económicos de la industria que pretende fomentar ya que a todas luces favorece el negocio farmacéutico”.

El marco legal que crea la ley lo hace a expensas de otros tipos de manufactura, productos artesanales comprobados de igual o mejor efectividad, y del cultivo para consumo propio, que coexiste actualmente con esta industria en jurisdicciones de Estados Unidos donde se regula el cannabis medicinal.

La Alianza también condenó la prohibición prácticamente absoluta y sin justificación a la vaporización de la flor o capullo del cannabis, que es totalmente contrario a la práctica y tendencia en otros mercados.

Esta prohibición fuerza a los pacientes a consumir solo productos procesados más caros.

A su vez, la Alianza de Pacientes cuestionó la intención y el gasto público en la creación de una nueva Junta Reglamentadora y las limitaciones que se le dio, solo para prohibir y controlar, sin dejarle espacio para ampliar el consumo medicinal del Cannabis.

Fuente: El Nuevo Día, ver artículo original.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *