Nuevo Marco Legal para el Cannabis Medicinal en Puerto Rico

La primera ley de Cannabis para uso medicinal pasó la aprobación de las cámaras legislativas, con enmiendas, y después que la firme el gobernador Ricardo Rosselló Nevares habrá un nuevo marco legal que cambiará el panorama de la industria, el nuevo mercado que apenas comenzó a dispensar medicamentos, y sobre todo, para miles de pacientes registrados y por certificar.

La nueva Ley con toda probabilidad será atacada en corte y las alegaciones sobre derechos adquiridos tendrán que ventilarse en los tribunales.

A pacientes y empresarios le fueron otorgados derechos bajo el Reglamento del Departamento de Salud. La nueva Ley, de manera arbitraria, sin base científica, obedeciendo a meros caprichos y prejuicios, está revocando los derechos adquiridos por pacientes y proveedores.

La ley MEDICINAL no sólo atenta contra el derecho a la salud de los pacientes, sino que atenta contra los intereses económicos de la incipiente industria del cannabis.

Más allá, afecta a 8,446 pacientes registrados hasta la fecha, según el Departamento de Salud, de los cuales 6,642 ya portan su tarjeta de identificación, lo cual les da derecho a acceder a los dispensarios y adquirir los productos.

Es importante conocer los alcances de lo que se conocerá como la “Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites” o “Ley MEDICINAL”, como la Legislatura ha querido bautizarla.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Dice el legislador, que su propósito es el desarrollo de la investigación científica. Se menciona que ya hay 30 jurisdicciones de los Estados Unidos que han autorizado el consumo del cannabis medicinal. (No menciona para nada, aquellos estados que han legalizado el cannabis para fines recreativos.) En varios lugares de la exposición de motivos se menciona la existencia de la industria farmacéutica en Puerto Rico, con lo que se da a entender que posiblemente el propósito de la ley, sea favorecer esa industria.

Se hace una fuerte crítica a la pasada administración, por haber autorizado el uso del cannabis mediante una Orden Ejecutiva y critica el Reglamento emitido por el Departamento de Salud. Señala que la derogación de dicho reglamento fue un compromiso de la nueva administración.

Hace un análisis de la relación del gobierno Federal y la industria del cannabis, que existe en la mayoría de los estados de los Estados Unidos.

Por último promete crear un marco legal que cobije la industria del cannabis y facilite la interacción con la industria financiera. Crea la Junta Reglamentadora del Cannabis, que tiene la responsabilidad de regular todos los aspectos relacionados con el cannabis medicinal.

Finalmente, para que no haya dudas, la ley dice: “Por último, en esta Ley reafirmamos la prohibición del uso recreacional del cannabis en todas sus formas, incluyendo aquellas que requieren su combustión.   Del mismo modo, no se permite el consumo público de esta sustancia, su uso en dispensarios o el acceso de menores de edad a dispensarios. El cannabis medicinal deberá utilizarse en lugares privados, según definidos en esta Ley.”

LO NUEVO EN LA LEY

Lo más importante en la Ley es la creación de una Junta Reglamentadora del Cannabis Medicinal, que tendrá la responsabilidad de aprobar un Reglamento que vendrá a sustituir el actual  Reglamento Número 8766, del Departamento de Salud. Hasta que no se constituya la nueva Junta, y se emita un nuevo Reglamento, el Reglamento anterior continuará vigente.

Esto es importante, ya que todos los cambios y prohibiciones que establece la Ley, no podrán entrar en vigor hasta que se constituya la Junta y se redacte y apruebe un nuevo Reglamento. Por lo tanto, la prohibición prácticamente absoluta de la vaporización de la flor del cannabis, establecida en la nueva Ley, no tendrá un efecto inmediato.

La Ley no define las condiciones para las cuales se autoriza el dispendio del cannabis medicinal. Será responsabilidad de la Junta Reglamentadora establecer en su Reglamento los requisitos médicos que deberán cumplir los pacientes de cannabis. Esto significa, que por el momento, sigue vigente lo establecido en el Reglamento del Departamento de Salud. Todas aquellas condiciones médicas reconocidas y el procedimiento para emitir identificaciones a pacientes continúan igual.

La Junta estará constituida por el Secretario de Salud; el Secretario de Agricultura; el Secretario del Departamento de Desarrollo Económico; el Secretario de Hacienda; el Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor; el Superintendente de la Policía y tres personas nombradas por el Gobernador. Estas tres personas que nombrará el Gobernador, serán de reconocida integridad personal, moral y profesional con competencia en el campo de la medicina, desarrollo económico, la Academia, y con experiencia en investigación científica. Los pacientes no tienen representación alguna en la Junta.

La Ley es clara y tajante en cuanto a la prohibición a que la mariguana se fume. A diferencia del Reglamento vigente, la nueva Ley prohíbe la venta del capullo o la flor del cannabis, y aunque el Reglamento pasado, no reconocía el consumo de la mariguana fumada, aceptaba el uso del capullo en un vaporizador y la inhalación de los gases producidos por el alza en la temperatura.

Para los pacientes, productores y vendedores de cannabis medicinal, probablemente el aspecto más problemático de la ley, es la prohibición a la venta del capullo.

Un aspecto positivo de la ley, es que establece un marco legal para que las cooperativas y otras instituciones financieras, puedan incursionar en la industria del cannabis.

A pesar de la fuerte crítica que se le hace al Reglamento 8766 vigente, la estructura que crea la nueva Ley, básicamente reconoce y confirma el esquema bajo el cual ha comenzado a funcionar la nueva industria del cannabis medicinal en Puerto Rico.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR QUE PASE EN EL FUTURO CERCANO?

Una vez la Ley sea firmada por el Gobernador, deberá constituirse formalmente la Junta Reglamentadora, compuesta por los seis jefes de agencia y los tres nombramientos discrecionales del Gobernador. Esta nueva Junta tendrá que organizarse y crear su propio aparato burocrático y nombrar un Director Ejecutivo. ¿Con la difícil situación económica que enfrenta el gobierno de Puerto Rico, aparecerán los fondos para la creación de esta nueva burocracia? Las funciones que hasta ahora ha tenido el Departamento de Salud serán transferidas al nuevo organismo administrativo.

La primera responsabilidad a que tendrá la nueva Junta Reglamentadora, será la aprobación de un Reglamento, que vendrá a sustituir el Reglamento actualmente vigente. La misma ley aclara que mientras la Junta no apruebe un nuevo Reglamento, seguirá vigente el anterior. ¿Cuánto tiempo tardara la Junta en redactar y aprobar un nuevo reglamento?

¿QUÉ PODEMOS HACER LOS PACIENTES, DUEÑOS DE DISPENSARIOS  Y AGRICULTORES PRODUCTORES DE CANNABIS?

El reto mayor que enfrentamos todas las personas que tenemos interés en la industria del cannabis medicinal es impulsar una enmienda a la prohibición de la venta y distribución de la flor del cannabis.

En segundo lugar, debemos mantenernos atentos al funcionamiento de la Junta, exigir participación en la elaboración del reglamento y continuar participando activamente en el debate público.

Probablemente esta Ley será atacada en corte y alegaciones sobre derechos adquiridos tendrán que ventilarse en los Tribunales. A pacientes y empresarios le fueron otorgados derechos bajo el pasado Reglamento. La nueva Ley, de manera arbitraria, sin base científica, obedeciendo meros caprichos y prejuicios, está revocando los derechos adquiridos por pacientes y proveedores.

La ley MEDICINAL no sólo atenta contra el derecho a la salud de los pacientes, sino que atenta contra los intereses económicos de la incipiente industria del cannabis.

Por: Lcdo. Nicolás Andreu Speed via Puerto Rico Cannabis Info

REFERENCIAS

Título oficial: “Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites (“Ley MEDICINAL”)”

Medida original: Para establecer la “Ley para Mejorar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites (“Ley MEDICINAL”)” con el fin de reafirmar la prohibición del uso recreacional del cannabis; crear el marco legal en Puerto Rico para atender el cannabis medicinal; establecer los usos medicinales y de investigación científica del cannabis en conformidad con el marco regulatorio Federal; crear la Junta Reglamentadora del Cannabis; disponer sus facultades y obligaciones; establecer un delito menos grave en caso de que un médico incumpla con las disposiciones de esta ley; disponer una estructura robusta de fiscalización; y para otros asuntos relacionados. Núm. de Fortaleza: A-022, Proyecto del Senado 0340, equivalente en la Cámara: P C0818

TRÁMITE LEGISLATIVO

22feb2017 Radicado
Referido a Comisión(es): Relaciones Federales, Políticas y Económicas (SENADO)
Aparece en Primera Lectura del Senado
14mar2017 Vista Pública: 10:00 AM, Salón Miguel García Méndez, Comisión(es): Relaciones Federales, Políticas y Económicas (SENADO)
28mar2017 Vista Pública: 10:00 AM, Salón Yiye Ávila, Comisión(es): Relaciones Federales, Políticas y Económicas (SENADO)
4abr2017 Vista Pública: 11:00 AM, Salón Yiye Ávila, Comisión(es): Relaciones Federales, Políticas y Económicas (SENADO)
24jun2017 1er Informe Comisión Relaciones Federales, Políticas y Económicas (SENADO) rendido con enmiendas
Entirillado del Informe
Remitido a la Comisión de Reglas y Calendario del Senado
En el Calendario de Ordenes Especiales del Senado
Aprobado con enmiendas del informe
25jun2017 Aprobado por el Senado en Votación Final, 20-10-00-00
Texto de Aprobación Final enviado a la Cámara
Referido a Comisión(es): de lo Jurídico (CAMARA)
Aparece en Primera Lectura de la Cámara
1er Informe Comisión de lo Jurídico (CAMARA) rendido sin enmiendas
Remitido a Comisión de Calendarios de la Cámara
En el Calendario de Ordenes Especiales de la Cámara
Aprobado con enmiendas en sala
25jun2017 Aprobado por Cámara en Votación Final, 39-06-00-06
FUENTE:
OFICINA DE SERVICIOS LEGISLATIVOS
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *